Platos de Orquesta y Banda

Los platos de Orquesta y Banda son dos discos cóncavos de metal, que normalmente están hechos de una aleación de bronce o latón. Si bien, los platos utilizados en las orquesta de cierto nivel, están hechos de una mezcla de cobre, plata y estaño. Sus centros están agujereados para que, en el caso de ser entrechocados, se pueda pasar una correa de cuero o de piel que sirve de asa o abrazadera en su parte trasera; o bien, en el caso de platos suspendidos, el instrumento pueda introducirse en el soporte. Su tamaño influye directamente en la sonoridad, a mayor tamaño o grosor mayor potencia sonora.